top of page
  • hotelencantats

RUTA MONASTERIO DE SANT PERE DE BULGAR - NIVEL FACIL

Actualizado: 15 abr



Ruta desde Escalò hasta el Monasterio

Distancia 3 km - Desnivel positivo 60 m - Tipo de ruta Ida y Vuelta -Tiempo 30min


La ruta desde el encantador pueblo de Escalò hasta el impresionante Monasterio es una experiencia que nos sumerge en una variedad de paisajes y vistas espectaculares. Perfectamente señalizada y apta incluso para los más inexperimentados, esta caminata nos lleva a través de puentes, ríos, granjas y senderos con vistas impresionantes, ofreciendo una aventura inolvidable en pleno corazón de la naturaleza.


Inicio de la Aventura

Comenzamos nuestra ruta dejando atrás el encantador pueblo de Escalò, donde dejamos nuestro coche aparcado para iniciar la aventura. Cruzamos un puente sobre el río cerca del hotel CastellArnau y tomamos la bifurcación hacia nuestra derecha. El camino comienza amplio, permitiéndonos disfrutar del entorno y, si lo deseamos, refrescarnos en el río que corre a nuestra derecha.


Explorando los Senderos

A medida que avanzamos, el sendero se estrecha y nos adentramos en paisajes más salvajes y espectaculares. En el kilómetro 1.33, encontramos un pequeño sendero que desciende hacia los "Eremitoris", antiguas construcciones eremíticas que se pueden visitar fácilmente. Después de explorar esta parte, retrocedemos al sendero principal y continuamos nuestro ascenso.


Llegada al Monasterio

En menos de 5 minutos desde el desvío hacia los "Eremitoris", llegamos al majestuoso Monasterio que se extiende ante nosotros. En el centro, se encuentra la imponente iglesia, rodeada de miradores que ofrecen vistas panorámicas impresionantes. A la izquierda, podemos explorar los vestigios de las antiguas annexiones del monasterio, sumergiéndonos en la historia y el encanto de este lugar sagrado.


Regreso y Reflexión

Después de maravillarnos con la belleza y la historia del Monasterio, emprendemos el regreso a Escalò, llevando con nosotros los recuerdos de esta emocionante aventura. Cada paso nos acerca más a la civilización, pero el espíritu de la naturaleza y la serenidad del monasterio perdurarán en nuestros corazones para siempre.


Conclusión

La ruta desde Escalò hasta el Monasterio es mucho más que una simple caminata. Es un viaje que nos lleva a través del tiempo y el espacio, explorando la diversidad de paisajes y descubriendo la belleza y la historia que se esconde en cada rincón. ¿Te animas a unirte a esta emocionante aventura y explorar los secretos de Escalò y su majestuoso Monasterio?

Únete a nosotros en este viaje inolvidable y descubre la magia de la naturaleza y la historia en pleno corazón de Cataluña.




HISTORIA


Conocido por ser uno de los grandes rincones más desconocidos de la comarca del Pallars Sobirà, el monasterio de Sant Pere de Brugal es una de esas grandes edificaciones


 que se han visto afectadas por el paso de los años convirtiéndolo automáticamente en un lugar único, lleno de historia e incluso, para muchos, casi místico. Las leyendas hablan de reiteradas batallas por las conquistas de la antigua Occitania y de escondrijos de grandes obispos y fugitivos de la época medieval hasta la romántica perseguidos por el poder del momento. Su actual ubicación hace que permanezca escondido por cualquiera que en su día la quiera asaltar. Sin embargo, el motivo de su decadencia fue justamente un saqueo masivo realizado por los últimos que pudieron aprovecharlo hacia 1787, gracias a que todavía se conservan textos que ayudaron a dar estas informaciones.


Arquitectura


Tal y que origen del monasterio hay que situarlo con anterioridad al siglo IX, iglesia que ha llegado hasta nuestros días es una obra hacia la segunda mitad del siglo XI, plenamente concebida dentro de los parámetros de la escuela pallaresa de la arquitectura catalana de su tiempo, totalmente dominada por las formas del estilo lombardo. Al mismo tiempo puede considerarse como una obra paradigmática de su época, pero presenta una peculiaridad que la convierte en un edificio totalmente excepcional del románico catalán, que es la presencia de una doble cabecera, con ábside a levante a poniente, y aún éste , dividido en dos pisos, hecho que el románico catalán sólo se repite en la iglesia del monasterio de Santa Maria d' Artés del Ter.



La iglesia llegó al siglo XX en estado de ruina y abandono, reducida, prácticamente, al ábside central de la cabecera de levante. En la restauración realizada durante los años 2012-2013, se hizo patente la estructura general de la iglesia, recuperando el sistema de puertas que la comunicaban con el recinto y el cementerio monástico, y sobre todo reconstruyendo totalmente el tramo de levante de las naves, para cobijar las pinturas y permitir la visión, aunque sea parcial, de la realidad arquitectónica de la iglesia basilical del monasterio de Sant Pere de Burgal.


Eremitorios


Los eremitorios eran habitáculos individuales muy reducidos, donde los monjes, o anacoretas solitanes, se retiraban a vivir en la oración, la soledad y el ascetismo más riguroso. La agrupación de varios eremitorios daba lugar a menudo, durante los primeros siglos del monaquismo (s.IV-s.VIII) al establecimiento de comunidades monásticas. Los eremitorios de Burgal son unas cuevas artificiales, de acceso dificultoso, situadas en el risco del plano donde se asienta el monasterio. Probablemente sean el origen de la primera comunidad monástica de Burgal, en un momento histórico anterior al año 859, cuando en Burgal ya existía una comunidad monástica, plenamente establecida, bajo el gobierno del abad Deligat, primer abad conocido de Burgal. .



223 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page